Nesly Melissa Bello

http://frasesdelapelicula.com/red-social/

Cuando me puse a pensar en el impacto tan grande que causa el Internet, más que todo, las redes sociales, se me vino a la mente el cuadro tan evocador que es ‘El Grito’ de Edvard Munch. Ese grito de desesperación, de confusión, de ansiedad…. Un grito que demuestra una profunda angustia existencial por no hallarse dentro del complicado e intrínseco grupo que es la sociedad. Esa sociedad que modela unos imaginarios, unas formas de pensar que, si no son compartidas por todos, excluye y discrimina.

Cuando miro a mi alrededor, es muy extraño que alguien no esté vinculado a una red… Facebook, Twitter, MySpace… O que tenga un canal en YouTube, Flickr…. No sé! Hasta los blogs son válidos. Yo sólo tengo Facebook y, como el personaje de la obra de Munch, algunas veces pienso si realmente vale la pena continuar con esto. Llega un momento en que reflexiono qué pasaría si, quizá, decidiera cerrar mi pequeño espacio en esta red narcótica y desprovista de toda intimidad.

Estás bien :), estás enfermo :(, terminaste con alguien :(, te vas de vacaciones :D…. Todo lo cuentas y los demás, todo lo saben… Una suerte de individualidad compartida. ¿Lo peor? Seguimos cada vez más y más imbuidos en una virtualidad que, en este nuevo siglo, se nos impuso a la fuerza porque si no se está dentro de ella, se llevan todas las de perder; una virtualidad que nos crea apariencias de cercanía, de amistad, de proximidad con nuestros 2.000, 3.000 o, si ya nos vamos acercando al tope, 5.000 amigos.

Es un mundo de mentira. Un mundo donde, bueno… Sientes que puedes expresarte, que puedes desahogarte, que puedes saber que les pasa a tus ‘amigos’… Pero en realidad, las redes te crean una barrera… A veces, sientes que es mucho mejor comunicarte a través de una fría pantalla que oculta tu polifacética identidad al resto… Identidad que se resquebraja conforme avanzan los años, conforme seguimos absortos subiendo fotos, publicando estados, compartiendo canciones y mirando los publicaciones de los demás…. Identidad que nos llevará a emitir un ‘grito’ de desesperación al no saber después que más decir, que más opinar, qué más ser…

“Somos lo que hacemos, no lo que decimos y menos aún lo que creemos que somos”

– William Shakespeare

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: