Mike Wazowski

Mientras el mundo gira y Colombia se inunda, sigo viendo 48 contactos conectados en Messenger a las 11y 34 PM de uno de los tantos días martes que tiene el año.  En la web, no existe la diferencia racial de lo cotidiano. No se trata de blancos y negros, se trata de verdes, rojos y amarillos que danzan para notificar su disposición a la vida.  Se desprende una ventana nueva, titilando rayitos naranja, que dan cuenta de un hola, ¿cómo vas?, 😛 ó zumbidos, se me olvidaban los zumbidos.

Se acepta, y se continúa publicando, revisando, escribiendo y  eliminando partes de la vida propia y ajena. La máxima fascinación de las redes sociales, son precisamente imaginar lo inimaginable. Vivir lo in-vivible. Decir lo que no haz dicho, hacer lo que no haz hecho.
¿Es Mike Wazowski adicto a las redes sociales? ¿Se es capaz de vivir sin conexiones a internet? ¿Cómo desacostumbrarse a viajar por la historia sin hacer mayor esfuerzo?… No es tan fácil como cerrar sesión. Tampoco es fácil desconocer lo conocido.
“Todo es veneno depende de la dosis” y las redes informáticas-sociales, al parecer, necesitan una dosis alta.
Fin de la transmisión- A Mike Wazowski le gusta esto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: