Bienvenidos

El algoritmo de la memoria es un taller diseñado para que los participantes reflexionen sobre los contenidos generados en la red, sobre el almacenamiento de información y el lugar de la memoria en la era digital, a través del uso de narrativas no convencionales.
.
A partir de una serie de narraciones libres que condesen las manifestaciones más significativas de los participantes en su experiencia en la red, construiremos un documento  que dé cuenta de los procesos comunicativos que se están originando en nuestros días.
En resumen, queremos compartir la experiencia de recordar. Queremos narrar el mundo que hemos visto y el que estamos viendo. Es claro que tres horas no bastan para elaborar algo complejo y extenso. No importa. Queremos sembrar la inquietud.
.

El recorrido del algoritmo de la memoria

Experiencia en el Colegio Jefferson, Cali, Colombia.

Gracias a todos los que participaron. Aquí están sus aportes, para el registro del blog. Espero que al final podamos reflexionar acerca del avance tecnológico y  la manera en la que estamos estableciendo lazos emocionales y proyectos de vida. La memoria es un relato que se construye a diario, a veces a través de pequeños instantes, a veces a través de textos largos y muy íntimos.

Miguel.

***

María Amaya Cabrera:

Yo nací y crecí en Bogotá hasta los 7 años, luego me mudé a Londres en Inglaterra hasta el año pasado. Viviendo en Londres por casi 11 años, yo soy mucho más inglesa que colombiana; y ha sido la realización a la que he llegado desde devolviéndome a Colombia a vivir con mi papá en Cali hace siete meses.

Yo siempre me consideré diferente a los otros creciendo en un distrito  las afueras de Londres  llamado Ealing donde en mi opinión,  la mayoría de gente es mucho más ignorante sobre el mundo fura de la pequeña isla en la que viven. Fue difícil llegar a un sitio sin hablar ninguna palabra de ingles aparte de ‘Hello’ ‘goodbye’ y ‘Colombian’, y permanetemente tener una imagen negativa para el resto del mundo por ser colombiana. Imagina terner 11 anos y constantemente siendo llamada mafiosa, drogadicta, asesina por un steriotipo de lo cual no entendia muy bien. Esto causo que por muchos anos, yo me odie a mi misma solo por ser colombiana.

El tiempo paso y aprendi a tomar esos insultos y volverlos en chistes, ser paciente con la gente que no entendia  quien era yo y porque era diferente; mi cuerpo, mi acento, mi forma de vida, y por eso decidi que ser colombiana iba a ser mi ventaja en la vida.

ILIANA TOBÓN:

María Antonia Ortiz:

LA REALIDAD DE LA VIDA…

Esta foto  significa muchas cosas importantes en mi vida ya que es verdad lo que dice esta foto “en cuanto más subas, más bajo caerás” porque por ejemplo, si mientes y sigues mintiendo para quedar bien con otros luego esa mentira se va a descubrir  y vas a caer más de lo que podías caer si no hubieras seguido diciendo todas esas mentiras. Esto se representa con una montaña rusa ya que tiene mucho sentido, la vida es como ella, si más subes más bajo caes, a veces subes mucho pero también caes más y a veces vas despacio pero otras veces vas rápido. Y así es mi vida y la de todos, por eso la publique en la red social de Facebook.

TE EQUIVOCAS EN TU VIDA Y TE JODES…

Esta foto es un tipo de guía para que aprendas a cómo llevar tu vida, esto significa mucho porque es la verdad si te equivocas en tu vida nunca lo podrás borrar ya que tu memoria y la de otros no lo dejara. Nadie es perfecto, todos cometen errores pero trata de no cometerlos con frecuencia, se cuidados@ de tus palabras o acciones porque no sabes a qué consecuencias te puede llevar. Y al final si te equivocas en un cartel solo lo borras o lo repites y no pasa nada, en tu vida no puedes devolver el tiempo.

Gabriela Gutiérrez:

Laura López Ramírez:

FRONTERAS ABIERTAS

 

En esta mañana fría e invernal aquí en Lima, después de haber tenido la experiencia de oír,  sobre el manejo e importancia de la información que se difunde por Internet a través de las redes sociales,  es realmente sorprendente que no hay limite de edad (niño, anciano) simplemente las ganas de poder expresarse, así podrá publicar su opinión, idea, sugerencia, noticia, etc. en fin todo lo que pueda expresar, así su comunicación estará disponible y compartida sin limitación alguna, además es importante reconocer que los jóvenes tienen la originalidad y atrevimiento de poder crear su propio lenguaje de acuerdo a su entorno vivencial, fortaleciendo y creando de ese modo comunidades de acercamiento y vínculos mas de su afín, también hay que resaltar que es una oportunidad para poder fortalecer la ACTITUD que se manifiesta y que generan la colaboración de servicios multiples para determinado fines.

Estamos en momentos de cambio, donde las redes sociales han entrado con increíble fuerza como un medio más de comunicación, probablemente sea necesario algo más de tiempo para seguir observando hacia donde vamos llegando, así facilitaremos esa comunicación, favoreceremos una educación que, no lo olvidemos, se realiza básicamente a través de ella.

La verdad soy amante de este nuevo entorno tecnológico, la decisión de capacitarme y adaptarme de algún modo para tenerme al tanto con lo que se refiere al mundo donde vivimos es una oportunidad de estar conectado donde cualquiera de nosotros puede producir contenidos y estos llegar a millones de personas… es decir, la democratización de la cultura (algo que hoy por hoy vislumbra poner en riesgo a los medios tradicionales) que siempre trataron de monopolizar y manipular la información de acuerdo a sus propios intereses y beneficios.

Finalmente quiero agradecer  la participación  y  la labor que vienen desarrollando en este proyecto Marìa y Miguel, espero que podamos seguir vinculados para poder intercambiar  ideas y aportes a esta interesante iniciativa.  Jhony Navarro E.  (  http://www.facebook.com/amistadsinfronteras  )

borrar muro

“Modernas que entran en crisis y cierran su Facebook” es el nombre del grupo que apareció pegado en mi muro hace un par de días. Después de la sorpresa, disgusto y correspondiente comentario volví al recuerdo de ese momento tenso en que reabrí mi cuenta un año y medio después de haberla cerrado. Mi desaparición me costó en la mayor parte de los casos la desaprobación de muchas de mis amistades, y suscito frases como “extraño verte en facebook”, a pesar de estar presente físicamente en la vida de estas personas. Sin ahondar en las implicancias afectivas de tales declaraciones, sólo diré que ahora yo también puedo extrañar por facebook.

Al volver quise borrar la mayor parte de lo posteado en mi muro y me di con la sorpresa de que, obviamente, no sería la primera ni la última en querer hacerlo. Borrar mi rastro y de mis amigos fue un trabajo que me tardó horas (hay que borrar uno por uno los comentarios) y resultó ser totalmente inútil. Quién leería todos esos comentarios si hay cientos multiplicándose en este mismo instante en “muros” ajenos? Probablemente sólo yo los leería y en ese caso el borrar el rastro de relaciones pasadas y de amistades ahora lejanas no era de ningún modo una catarsis. Lo único que logré y que logro en este momento mientras escribo es hacer memoria del intentar haberla borrado (¿borrado sólo virtualmente?). Sólo me queda preguntarme qué es exactamente eso que intenté borrar si hay cientos de partes de mí (en facebook y fuera de él) a las que ni siquiera sabría cómo llegar.

Para Facebook hacer borrón y cuenta nueva no es posible, para no tener historia mejor crear una nueva cuenta, una nueva vida virtual, con nuevos/ viejos amigos y un nuevo/viejo nombre. No resulta más fácil borrar los recuerdos escritos ahí que los que llevamos con nosotros todos los días.

 

Después de darle vueltas al asunto, recuerdo que de niña pensaba que todos mis pensamientos y vivencias se almacenaban en un gran libro que me sería entregado al morir. En ese momento no se me ocurrió preguntarme qué haría con toda esa información una vez muerta, sino releerla infinitamente. Supongo que no es casual que esa pregunta se haga tan presente en este momento.

Asaltando el espacio virtual

Paseando entre mis cuentas de facebook y gmail… voy enterándome de las cosas que me interesan, de las cosas que de alguna forma son parte de mi vida, aquellas cosas que fueron los antecedentes de este punto en mi vida… y las que definirán el futuro de las cosas que suceden en mi mente…

Si hablamos de construir historias por medio de las redes sociales es también importante saber el porque las redes sociales son importantes… en los últimos tiempos la información se ha hecho todo en la vida… hay tanto conocimiento dando vueltas por Internet que nos damos cuenta que estamos viviendo en un mundo extraño, en el que la particularidad de cada uno se ve escondida bajo la sombra de lo que el mundo produce… vemos que al mundo es difícil contarle una historia, por que todos en el, están demasiado ocupados en asimilar las “historias construidas” que les llega… información estructurada… información pagada… informacion completa y final que no admiten ni puedes modificar… los medios tienden a mostrar lo que les conviene, lo que les es rentable, lo que la gente puede pagar por publicar… entonces donde quedan nuestras ideas…? donde queda lo que podemos pensar…? lo que podemos compartir…? lo que podemos pensar?… acaso nosotros… si no somos “importantes”, no tenemos facultades para pensar? acaso al haber nacido en un lugar promedio, alejado de las grandes ciudades o en algún área rural, me quita el derecho de ser escuchado?, acaso no tengo las mismas libertades que los que nacidos en familias “mediáticas”. Acaso mi vida o mi situación sentimental no es tan importante?….. ¿por que a millones de personas les interesa la boda de una princesa en algún lugar al que nunca van a viajar y con gente que nunca van a conocer? que la boda de su amigo… de su vecino…

Seguir el vinculo social es tratar de interesarse un poquito mas por alguien… por alguna persona, es mostrarle a este alguien que es importante, que alguien lo escucha… que a alguien en algún lugar asalto un momento de su letargo globalizado… por que esa persona sabrá… que por unos momentos robo el espacio virtual que las empresas y quienes dominan el Internet o los medios pagaron… o quizás por ese pequeño instante… ALGUIEN TE DEVOLVIO EL ESPACIO QUE SIEMPRE DEBIÓ HABER SIDO TUYO…

yo: http://www.facebook.com/vladito

VIVIR EN LA REALIDAD Y NO EN LA IRREALIDAD DE LA WEB 2.0

No dejemos atrás la importancia de sentir un abrazo, decir un te quiero al oido, compartir con amigos. Las redes sociales dentro de su fascinación y gran impacto nos alejan de sentir y sentir es vivir, aún cuando ahora somos un solo mundo gracias a ellas en el que no hay barreras y somos una aldea global atenta a los acontecimientos de la vida de los demás. MIDEM http://escribirxescribir.wordpress.com

Hay que saber utilizar las redes sociales

Dentro del espacio del taller, son muchas las reflexiones que vienen a la mente, y tal vez nos llenamos de sentimientos al saber que pasamos tanto tiempo en un ordenador navegando en internet, pero transitamos como si nada por el lado de las redes sociales sin saber con que fin las utilizamos, el sentido que le damos, como nos identificamos con ella. Entonces con respecto a lo ético la redes sociales se convierte en nuestra vida pública para los que no somos famosos políticos, ¿como nos vemos ante los demas? o más bien ¿Cómo queremos que nos vean?, pero esto no es tan sencillo, hay que primero pensar en que es lo que realmente somos y luego si reflejarlo y siempre con algún fin, sino pues no tendra ningun sentido.

 

Cesar Patiño

 

PD: Felicidades por el taller, excelente trabajo.

 

Así sabe el chisme.

Así de sencillo.

Por correo puedo ver lo que en persona no me pueden entregar o mostrar, porque no le alcanzó el tiempo, por pereza, está muy lejos de donde yo estoy, hace un rato nos vimos y no se acordó de pasarmelo, porque por correo es más fácil y rápido, porque le da jartera verme y por correo no necesita hacerlo, porque no quiere gastar en impresiones, por costumbre, porque le dio la gana.

Por Facebook puedo ver y publicar lo que yo quiera, a la hora que quiera y cuando yo quiera sin pedirle permiso a nadie. Puedo comentar algo si se me antoja y si no se me antoja pues no lo hago y no pierdo nada. Puedo chismosear sin tener que hacer mucho esfuerzo físico ni gastar litros de saliva contando los chismes o preguntándolos. Puedo ver las fotos de mis conocidos las veces que yo quiera, hasta puedo bajarlas y tenerlas en mi computadora o meterlas en el celular o en el ipod o en donde sea. Puedo enterarme de muchas pero muchisisisisisisisisisisisisisisisimas cosas sin necesidad de preguntar y correr el riesgo de que me digan ‘sapa’. Igual gracias al Internet todos somos ‘sapos’, ‘metidos’ o como se le quiera llamar.

Por Facebook y Twitter puedo publicar mis ‘estados’ (estoy comiendo, jugando, haciendo trabajos, yendo para la U, orinando, cagando, etc), o publicar buenas o estúpidas frases, chismes, pensamientos, cualquier cosa que se me ocurra la puedo publicar sin importarme si a alguien le va a interesar o si se va a disgustar por lo que publiqué, si va a poner ‘Me gusta’ en lo que publiqué, o si van a comentar mis estados, en fin…

Gracias a las redes sociales, yo puedo publicar porque sí, poner un estado porque sí, subir una foto inmunda que me tomé porque sí, subir videos musicales de youtube que ya han subido millones de veces miles de personas en el mundo, pero que los subo porque sí, porque se me dio la gana, porque ‘sentí la necesidad’ de hacerlo, porque tal vez a alguien le va a gustar y eso me gusta, que a la gente le guste también lo que a mi me gusta y yo creo que en este ridiculo juego de palabras pensó Zuckerberg y creó el ‘Me gusta’ porque sencillamente a todos nos gusta algo. Por eso, el ‘porque sí’ no es un porque vacío. Todo lo que publicamos lo publicamos por alguna razón, tal vez no lo pensamos tan seriamente pero lo hacemos por algún motivo por insignificante que sea.

El asunto está en que a mucha gente no le importa en lo más mínimo la razón por la que publiqué lo que publiqué. Pero nos gusta mirar tus estados, tus publicaciones, tus notas, tus comentarios, porque el ser humano es así, nos gusta ser chismosos, mirarlo todo, enterarnos de todo. Porque el chisme sabe rico.

Por eso amo el Internet, porque con él lo sé todo.

Por Catherine Tapia.

Escéptico

Castevet

Reutilizar, seleccionar, discriminar. No No No. No sé para dónde van. Uds. Tampoco yo. Soy egoísta, desconsiderado y egocéntrico. Pero sobre todo, soy escéptico. No con Uds.; con la vida. Soy prejuicioso y asocial. No con Uds., con todos. No son especiales. Ni Uds., ni yo. Qué hacer entonces… La borda. No es tan mala, no es el fin. Es otra salida; no la más convencional ni la más popular. Se puede saltar con estilo, se puede ser metódico, se puede planear o darse cuenta de ello cuando ya se esté sin piso ni pies, a merced de la gravedad. La certeza en saltar por la borda es más bien una autofagia. ¿Hablamos de certezas sobre algo de lo que no sabemos nada? ¡Autófagos!  …Ni siquiera sé si esa es una palabra. Ahora lo es. Tiene un significado al menos; se lo acabo de dar, el de ¡autófagos! que son quienes osan hablar de las certezas de la borda. Tiendo a digredir; me excuso. Mejor no; no he sido el único hoy. Salve los dos. Ahora, de nuevo sobre la borda… más bien es la no certeza, lo desconocido, lo que espera abajo una vez saltemos; salto, un impulso, una fracción. ¿Conocemos lo que hay abajo? NO. ¿Es bueno, malo? Mmmm… ¿Siquiera hay… algo? Quién sabe. Ahora bien, ¿cómo ser tan asertivos al deshechar la borda como la salida -de dónde, entre otras cosas, nadie nos ha invitado a entrar-? ¿Por qué hacerlo, por qué ser tan ligeros, tan sutilmente ignorantes? Asertivos, asertivos; cuántas desavenencias nos evitaríamos. En serio no vamos para ninguna parte. La borda es la mejor opción. Es la única opción. Un, dos, tres…

-¿Maniqueísmo?
-¿Qué es eso?
-Ni idea -…
-¡Ah,ya!
-¿Cómo?
-Wordreference, yay…
-¡Ah, ya también!
-¿Pero pretencioso, no?
-¿Qué?
-La palabrita…
-¿Maniqueísmo?
-Yep.
-…
-…

La verdad, es que hay mucha mierda en la red. No la mía. Claro que no. ¡La de los demás! Mi información, mis contenidos, mi banal inmersión en redes banales con fines banales, no es banal. ¡Claro que no! La mierda es la de los demás. Lo mío, jamás. Banales ellos. Lo mío es trabajo. Me pagan. Me pagan por ser un mercader, por contenidos, por información valiosa. Porque es valiosa. Que el medio sea banal no me hace banal a mí. Claro que no. Lo mío no es mierda. Las incursiones a la intimidad ajena, a lo irrelevante, a la banalidad de los demás, todo eso es sólo añadidura. Es mi trabajo. Paradójico, por más relevante y valiosos que pensamos nuestros intereses y nuestros valores en el mundo informático, la verdad es que para otros, también son mierda. Así, lo suyo, o mejor aún, lo no-mío, siento decir esto, es basura. No es el caso claro, me intrigan, confieso; pero replicando esta dinámica del desconocimiento de los intereses de los demás, no hay de otra, lo mío es banal para otros; sentimiento recíproco ciertamente. Hay excesos claro. Es mi trabajo, lo banal no me consume por más banal en lo banal que pueda ser. Porque es mi trabajo. No soy tendencioso ni parcializado. Tampoco me interesa hacer ver sus intereses, sus relaciones con la información, como no valederos, como irrelevantes; no es necesario, porque efectivamente, LO SON. No quiero que repiensen, que los replanteen, pero… deberían.

Ser banal es mal visto al parecer. Nos resistimos a la banalidad. Resistencia en la reluctancia. Mmmm… otra nueva palabra. Pretensión yay… No ser banales. Difícil labor. Resististirse. Dicen. Pero no, nadie se escucha. Es vano. Porque es lo de los demás lo que es la mierda; además yo, yo no puedo ser banal. Yo seré asertivo en demasía, polémico, “maniqueísta”, pero banal, ¡jamás!

Saludos
Con cariño para todos, mi basura informática, porque a eso se reducen mis intervenciones. Soy banal, sí; tampoco me gusta serlo. Lo quiero negar pero aparentemente no soy tan bueno. No subo, no blogueo. Consumo de cuando en cuando. De tanto en cuando. De mucho en cuando. No me gustan los computadores pero conspira todo en mi contra. Me duelen los ojos de cuando en cuando también. Son los computadores. Seguro. En FIN.

Ni para que les firmo; no por nada en especial. O precisamente, porque nada hay de especial. No hay necesidad. O si quieren sí. Si algo, los comments. ¡Éxitos!🙂

ANGELA CRISTINA CADENA

Que mejor que un diario para contar las banalidades del pensamiento. Para contar lo que parece importante para mi y es basura para los demás.
¿Cuándo tengo algo realmente importante para decir?

¿Qué es realmente importante?

¿A quién le importa mi basura?

Empecemos con un facebook de mi facebook. Lo que puedo tomar, acariciar, desechar…
Lo que sobrevive a mi juicio presente: existe, lo que no: simplemente desaparece…

Mi olvido se recuerda y me hace reir: “Ay, esa Angela de hace unos años”.

YO…

“En tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario” obviamente La sabiduría no se improvisa !!!

Los consejos de Homero: ” Yo pienso que es mejor no pensar ” un gran no pensador.

Entre otros; Prometo que llamaré !!! aunque esté en El lado oscuro, en Pasto fffffrrrrrrriiiiiiiiiiiiiioooooo….. Pero volveré !!! con Un poco de pensamiento racional !!! ¿por que? Porque las cosas cambian.. y Porque a mi como todo se me olvida !!! (Con la canción que me levanté hoy) además Se dice de mí que nunca vuelvo y siempre me estoy yendo a ningún lugar.. (aunque siempre haya sido una mentira).
So much to love, so much to learn. But I won’t be there to teach you…

The lopsided smile and the wary brown eyes…

I’m alive !!!

Y sigo escribiendo en ingles…

ÉL (¿QUIÉN ES ÉL?):(lo que alguien dice de mi)

A Angela le gusta soy bajita y que?😄

A Angela le gusta TOMACO.

A Angela le gusta PAREN DE MANDARME SOLICITUDES DEL CITYVILLE, NO LO VOY A JUUUUUUGAAAAAAAAAAAAAAAAAAR

A Angela le gustan Perry el Ornitorrinco y 2 páginas má

A Angela le gusta Yo también asesiné brutalmente a un insecto, sin pensar en su familia ):

Angela ha consultado al Cuy de la Suerte

YO: Si no escribo en el face, debería empezar a escribir en el c…

Más C A R A S

Somos todas las mascaras que usamos… las que nos ponen y con las que nos recuerdan

Anteriores Entradas antiguas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5 seguidores